Estrategias de Aprendizaje

El aprendizaje significativo dependerá tanto del proceso de enseñanza como de la manera en la que los estudiantes procesan esos conocimientos enseñados. Los psicólogos educativos han pasado mucho tiempo pensando en ambos aspectos y han elaborado teorías para mejorarlos. En este artículo vamos a hablar sobre algunas estrategias de aprendizaje.

Estrategias de aprendizaje

Durante años, siglos realmente, los educadores han experimentado con diferentes herramientas, técnicas de aprendizaje, planes de estudio y estrategias de aprendizaje para ayudar a los estudiantes. Algunos esfuerzos han tenido más éxito que otros, por supuesto. Pero, ¿cuántos de ellos se basan en la ciencia con un sólido cuerpo de investigación detrás de ellos?

La respuesta corta es: no todos los enfoques educativos han tenido el respaldo de la investigación. Por ejemplo, durante décadas, la noción de “estilos de aprendizaje” ha prevalecido. Esta es la idea de que cuando la instrucción se adapta al estilo de aprendizaje de un individuo, aprende mejor. Pero ninguna evidencia rigurosa respalda esta opinión.

Sin embargo, para el sistema educativo la pregunta más importante es: ¿Cómo educamos mejor a nuestros niños para que aprendan mejor y aprendan a aprender, además de aprender qué aprender? Además, y podría decirse que es igualmente desafiante, es: ¿Cómo traducimos este cuerpo de investigación a la práctica en el aula y a las estrategias de aprendizaje apropiadas de manera efectiva?

¿Qué son las estrategias de aprendizaje?

estrategias de aprendizajeLas estrategias de aprendizaje se refieren a métodos que los estudiantes usan para aprender. Esto abarca desde técnicas para mejorar la memoria hasta mejores estrategias para estudiar o tomar exámenes.

Por ejemplo, el método de loci es una técnica clásica de mejora de la memoria; implica hacer asociaciones entre hechos para ser recordados y ubicaciones particulares. Para recordar algo, simplemente visualiza los lugares y los hechos asociados.

¿Qué dice la investigación sobre las estrategias de aprendizaje?

Gran parte de la investigación y el desarrollo de estrategias de aprendizaje provienen de investigadores y educadores. En general, la investigación sugiere que el uso de estrategias de aprendizaje puede mejorar el rendimiento del estudiante en entornos inclusivos o en tareas apropiadas para el grado.

En lectura, por ejemplo, los resultados de un estudio sobre el uso de la Estrategia de identificación de palabras indicaron que el número de errores de lectura oral disminuyó mientras que los puntajes de comprensión lectora aumentaron para todos los estudiantes en materiales de nivel de habilidad y grado (Lenz y Hughes, 1990). Otro estudio reveló que los estudiantes que usaban la Estrategia para tomar exámenes mejoraron los puntajes promedio de los exámenes en clases inclusivas del 57% al 71% (Hughes y Schumaker, 1991).

Otros investigadores en el área de estrategias de aprendizaje también han encontrado resultados positivos. Por ejemplo, Graham, Harris y sus colegas han validado estrategias para mejorar la calidad de las composiciones de los estudiantes, los procesos de planificación y las revisiones.

En otra línea de investigación, Palincsar y Brown (1986) probaron y replicaron con éxito la enseñanza recíproca, una estrategia para mejorar el rendimiento de lectura de los estudiantes. Scruggs y Mastropieri (1992) han validado varios enfoques para enseñar a los estudiantes cómo construir y usar mnemotecnia.

Las estrategias probadas por Miller y Mercer (1993) han resultado en un mejor desempeño del estudiante en los cálculos matemáticos, así como en la resolución de problemas de palabras.

3 Tipos de estrategias de aprendizaje

Las estrategias de aprendizaje tienen como objetivo lograr que los estudiantes se vuelvan aprendices más efectivos. La investigación sobre el tema nos ha mostrado muchas formas diferentes de hacerlo. A continuación hablaremos de las tres estrategias de aprendizaje más conocidas:

1. Estrategias mnemotécnicas

Estas estrategias de aprendizaje llamadas mnemotécnicas funcionan ayudando a los estudiantes a memorizar contenido. Es efectiva para aprender cosas como términos o hechos. Un buen ejemplo de esto sería recordar fechas importantes, ciudades capitales, vocabulario en otro idioma, etc. Cuando tienes que memorizar información “sin sentido”, las estrategias mnemotécnicas son una excelente manera de darle algún tipo de significado.

El valor de los dispositivos mneumónicos está ampliamente acordado, por lo que se han utilizado durante mucho tiempo. Los investigadores han explicado que estos dispositivos funcionan por tres razones principales:

  • Codificación dual: funciona usando códigos no verbales (imágenes) junto con los verbales (palabras). Lo que eso significa es que el mismo contenido obtiene dos códigos diferentes. De acuerdo con los principios del conexionismo, eso facilita a los estudiantes el acceso a la información.
  • Organización: estas estrategias funcionan mediante la creación de un cuadro consistente para colocar la información. Eso ayuda a los estudiantes a mantener toda la información relacionada, en lugar de dividirla. Por ejemplo, será más sencillo recordar una lista de palabras cuando se forma una oración con ellas.
  • Asociación: crear conexiones fuertes entre diferentes elementos también es una estrategia para un aprendizaje significativo. Las asociaciones fuertes son útiles porque cuando ves una de las dos cosas, recordarás la otra fácilmente.

Un buen ejemplo de estrategias mnemónicas es el método del uso de una palabra clave. Este método es extremadamente útil para aprender vocabulario confuso en un idioma extranjero. Implica una conexión fonética y basada en imágenes, junto con una explicación detallada.

2. Estrategias estructurales

estrategias de aprendizajeEste tipo de estrategias estimulan un aprendizaje activo alentando a los estudiantes a elegir mentalmente lo que consideran información importante y reunirla en una sola estructura. Aquí es donde verás técnicas como hacer mapas conceptuales, diagramas de flujo o esquemas.

Obviamente, no es suficiente que el maestro les diga a los estudiantes que tienen que hacer bosquejos y resúmenes. Por su puesto, esto solo será útil si los estudiantes saben cómo hacer los recursos. La parte más difícil de enseñarles cómo hacerlo es mostrarles cómo elegir las partes más importantes o significativas de un texto o presentación.

No llevará mucho tiempo ver los efectos que estas técnicas tienen en el aprendizaje. Al organizar el material del curso en pequeñas ideas relacionadas, será mucho más sencillo acceder a él. Además, cuando se establecen asociaciones importantes entre estas ideas, también será más fácil acceder al resto de la información en la memoria.

La investigación muestra que los estudiantes que usan estas técnicas se desempeñan en niveles más altos. También ayudan a los estudiantes a comprender realmente el contenido, a diferencia del aprendizaje superficial y de memoria.

3. Estrategias generativas

Las otras dos técnicas y estrategias de aprendizaje que hemos discutido nos muestran cómo ayudan a los estudiantes a recordar hechos específicos y a organizarlos en estructuras. Es decir, son técnicas para usar con nueva información que debe aprenderse. Pero otra parte importante del aprendizaje es incorporar nuevo contenido en el conocimiento existente. Es allí donde entra el uso de las estrategias generativas.

E.Z. Rothkpof llamó a estas actividades donde los estudiantes adquieren conocimiento “actividades matemáticas”. Algunos ejemplos podrían ser subrayar, tomar notas, decir las cosas en voz alta y hacer y responder preguntas. Ayudan a los estudiantes a alcanzar una comprensión más profunda porque los obligan a incorporar la nueva información.

Muchos psicólogos ven el aprendizaje activo como estudiantes que hacen conexiones entre ideas. Por eso las estrategias generativas se vuelven una herramienta excelente para que los estudiantes utilicen ese tipo de aprendizaje. Mostrarles a los estudiantes cómo tomar notas o hacerse preguntas les ayudará mucho a comprender e incorporar nueva información.

¿Qué es aprender a aprender?

Aprender a aprender es definido como la capacidad de persistir y perseguir en el proceso de aprendizaje así como organizar el propio aprendizaje. Esto puede hacerse a través de una gestión más eficiente del tiempo así como de la información, y puede hacerse tanto individualmente como en grupos.

Esta competencia incluye la conciencia del proceso y las necesidades de aprendizaje, la identificación de oportunidades disponibles y la capacidad de superar obstáculos para aprender con éxito. Significa obtener, procesar y asimilar nuevos conocimientos y habilidades, así como buscar y utilizar la orientación.

Aprender a aprender involucra a los aprendices a construir sobre el aprendizaje previo y las experiencias de la vida para usar y aplicar los conocimientos y habilidades en una variedad de contextos: en el hogar, en el trabajo, en la educación y la capacitación. La confianza y la motivación serán cruciales para la competencia de un individuo.

Estrategias de aprendizaje activo

El aprendizaje activo pone claramente el foco en el alumno: qué hace el alumno, qué piensa el alumno y cómo se comporta.

Pero, de manera crucial, el aprendizaje activo no sucede simplemente con unas pocas instrucciones simples. Ocurre en el aula donde el maestro está comprometido con un entorno de aprendizaje que hace posible el aprendizaje activo.

En última instancia, estas estrategias de aprendizaje activo ayudarán a desarrollar la comprensión en lugar de la memorización de los hechos, dando a los estudiantes la confianza para aplicar el aprendizaje a diferentes problemas y contextos y lograr una mayor autonomía sobre su aprendizaje.

Y, después de todo, eso hace que el aprendizaje activo sea “activo”: poner a los estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje a medida que toman la iniciativa de aprender.

8 Estrategias de aprendizaje activo y ejemplos

estrategias de aprendizajeComo profesor, uno de los mayores desafíos es planificar lecciones que inspiren a los alumnos a participar activamente en el proceso de aprendizaje. Pero los planes de aprendizaje tradicionales centrados en el maestro no siempre conducen a lograr esa inspiración.

Ahí es donde entran en juego las estrategias de aprendizaje activo. Pueden usarse para potenciar, involucrar y estimular un aula colocando a los estudiantes en el centro del proceso de aprendizaje.

1. Preguntas recíprocas

En esta estrategia de aprendizaje se pueden usar preguntas recíprocas para alentar un diálogo abierto en el que los estudiantes asuman el papel del maestro y creen sus propias preguntas sobre un tema, sección de lectura o lección.

Después de cubrir un tema de su elección en la clase, o después de asignar una selección de lectura, se divide la clase en pares o grupos pequeños y haga que los estudiantes formulen algunas preguntas para discutir con el resto de la clase.

Para facilitar el proceso, se puede proporcionar a los estudiantes “preguntas derivadas”, que proporcionan una base para una pregunta pero aún requieren que los estudiantes piensen críticamente sobre una lección, texto u otra sección de material completando la consulta.

Considere los ejemplos a continuación:

  • Describe x en tus propias palabras
  • ¿Qué significa y?
  • ¿Por qué es importante z?
  • ¿Cómo se puede usar x para y?

Se pueden usar estas preguntas para anclar y explorar conceptos en el material del curso, ayudando a los estudiantes a investigar una variedad de nuevos temas y puntos de vista asociados con su lección.

Al igual que las preguntas de prueba generadas por los estudiantes, un tipo de actividad de aprendizaje experimental, las preguntas recíprocas involucran a los estudiantes en el proceso de aprendizaje para ayudarlos a comprender el material del curso.

El cuestionamiento recíproco puede ser particularmente útil para:

  • Preparación para exámenes o evaluaciones
  • Introducir un nuevo tema o sección del contenido del curso
  • Discutir materiales de lectura o escritura en mayor detalle

2. Entrevistas en tres pasos

Esta es una estrategia de aprendizaje cooperativo. La entrevista de tres pasos alienta a los estudiantes a desarrollar habilidades de escucha activa al cuestionarse entre sí, compartir sus pensamientos y tomar notas.

Para usar el proceso de entrevista de tres pasos, se divide a los estudiantes en grupos de tres y se les asignan tres roles: entrevistador, entrevistado y tomador de notas.

Después de asignar también un tema o tema de discusión, se hace que los estudiantes participen en una entrevista de cinco a 10 minutos para discutir cuál fue la información clave relacionada con el tema.

Después de cada entrevista, los estudiantes deben rotar los roles. Dependiendo de factores que incluyen el nivel de grado de los estudiantes y su experiencia con la estrategia, se puede ajustar la duración del tiempo para cada entrevista.

Antes de usar la estrategia, puede ser útil que los estudiantes exploren los tipos de preguntas que los reporteros hacen en las entrevistas y en qué punto de una entrevista les hacen. También es posible que se proporcionen hojas de grabación para usar cuando se les asigne el rol de “reportero”.

La entrevista de tres pasos confiere beneficios que incluyen:

  • Ayudar a los estudiantes a aprender y aplicar diferentes estrategias de preguntas
  • Fortalecer la conexión de los estudiantes con el material del curso de una manera creativa y atractiva
  • Producir un sentido de responsabilidad, con los estudiantes trabajando juntos para completar una tarea y captar una lección

3. El procedimiento de pausa

Se puede utilizar el procedimiento de pausa para intercalar pausas estratégicas en las clases magistrales y mejorar la comprensión de los estudiantes sobre los materiales de enseñanza.

Para utilizar la estrategia del procedimiento de pausa, se organizan pausas de dos a tres minutos entre cada 10 a 15 minutos de tiempo de lectura.

Durante estos breves descansos, se debe animar a los estudiantes a discutir o repasar sus notas en parejas para aclarar los puntos clave cubiertos, plantear preguntas y resolver los problemas planteados por el instructor.

Alternativamente, los estudiantes pueden trabajar juntos para escribir un párrafo que conecte o resalte las ideas clave expuestas en las notas de sus compañeros.

Un estudio de 2014 concluyó que dividir una conferencia en breves pausas puede aumentar la atención de los estudiantes y los resultados de aprendizaje. El procedimiento de pausa, determinó el estudio, es “una buena estrategia de aprendizaje activo que ayuda a los estudiantes a revisar sus notas, reflexionar sobre ellas, discutir y explicar las ideas clave con sus compañeros”.

El uso del procedimiento de pausa implica una cantidad mínima de tiempo extra, pero puede conferir beneficios significativos en comparación con las conferencias que continúan sin interrupciones.

4. La técnica del punto más confuso

estrategias de aprendizajeLa técnica del punto más confuso implica pedirles a los estudiantes que escriban notas sobre el elemento más confuso de una tarea, conferencia o discusión en clase.

Pedirles a los estudiantes que escriban lo que les parece menos claro es un ejercicio poderoso porque los obliga a calificar o calificar su propio conocimiento de un tema.

En resumen, el ejercicio ayuda a los estudiantes a reflexionar sobre la lección e identificar conceptos que necesitan un examen o estudio adicional.

Desde la perspectiva del educador, la actividad puede servir como una fuente de retroalimentación perspicaz.

Por ejemplo, si más de una cuarta parte de la clase menciona el mismo “punto más confuso”, es posible que se desee programar más tiempo para discutir ese tema, o crear un nuevo plan de lección o tarea para abordarlo.

5. El enfoque del abogado del diablo

El enfoque de abogado del diablo le pide a uno o más estudiantes que tomen el lado opuesto de un argumento o punto de vista predominante que se discute durante una lección.

Una vez que se haya completado una tarea o plan de lección, se debe seleccionar un tema que sea adecuado para discusión y debate. El tema debe servir como un tema apropiado para proporcionar argumentos de ambos lados.

La actividad es flexible y se debe adaptar al nivel de grado de los alumnos. En su forma más simple, se divide la clase en dos secciones y se coordina un debate de toda la clase basado en un tema seleccionado.

Alternativamente, se puede hacer que los estudiantes hagan anotaciones en la lectura de textos y respondan a contiendas creando contraargumentos. Luego, se hace a los estudiantes debatir las propuestas discutidas durante una reunión simulada.

Este enfoque puede ayudar a cultivar el aprendizaje activo en el aula al alentar a los estudiantes a:

  • Pensar más críticamente, desafiando a los participantes a ampliar su comprensión de las perspectivas que rodean un problema y a verlo a través de una lente diferente
  • Comprometerse más porque fomenta la participación al extraer opiniones para explorar la complejidad de un tema que se está estudiando
  • Producir una comprensión más profunda de los temas o problemas, utilizando un análisis riguroso para aclarar colectivamente, investigar y plantear alternativas a los problemas que se discuten

6. Actividades de enseñanza entre pares

Un enfoque flexible y multifacético para el aprendizaje activo, la instrucción o enseñanza entre pares abarca una variedad de escenarios en los que los estudiantes instruyen habilidades o explican conceptos a sus compañeros de clase.

Algunas opciones populares incluyen:

  • Amigos de lectura: una estrategia de aprendizaje cooperativo que une a dos estudiantes que trabajan juntos para leer un texto asignado.
  • Tutoría entre pares de grados diferentes: una estrategia de aprendizaje entre pares que involucra a estudiantes de diferentes grados, en la que un alumno instruye a otro sobre material en el que el primer alumno es avanzado y el segundo alumno es un novato.
  • Juego de roles: un grupo de estudiantes se divide en grupos más pequeños y se les asigna una tarea específica para completar, como en el trabajo en grupos pequeños. Sin embargo, además de trabajar en una tarea específica, se les pide a los miembros de cada grupo que desempeñen un cierto “papel”. A diferencia del juego de roles tradicional, todos los miembros de un grupo juegan el mismo rol, no roles asignados individualmente.

Las actividades de enseñanza entre pares ayudan a impulsar habilidades y comportamientos vitales, incluida la interacción del estudiante, la responsabilidad y el procesamiento grupal.

7. Plataformas de aprendizaje basadas en juegos

Las plataformas de aprendizaje basadas en juegos agregan profundidad y diferenciación al proceso educativo y permiten a los estudiantes trabajar con sus instructores para lograr sus objetivos de aprendizaje.

Eric Sheninger, director, autor y miembro principal del Centro Internacional para el Liderazgo en Educación (ICLE), escribe apasionadamente sobre el uso de la tecnología como una herramienta de aprendizaje activo.

El uso de diferentes plataformas o aplicaciones que fomentan el aprendizaje de diferentes temas puede dar excelentes resultados.

8. Discusiones grupales

Las discusiones grupales alientan a los estudiantes a escuchar activamente a los oradores seleccionados que siguen un patrón de guía de discusión en clase y resumen de puntos anteriores.

Los estudiantes lideran y estimulan la discusión en clase mientras “rotan” los roles, seleccionando repetidamente al siguiente orador.

Para utilizar esta estrategia de manera efectiva, se debe asegurar que los estudiantes se adhieran al siguiente patrón:

  • Cuando un estudiante desea participar, debe levantar la mano
  • Quien está hablando llama al siguiente orador, idealmente alguien que aún no ha contribuido
  • El alumno que ha sido llamado resume brevemente lo que dijo el alumno anterior antes de desarrollar su idea
  • Este proceso puede repetirse en una variedad de temas, con la guía del maestro para mantenerse en el camino y ayudar a los estudiantes atorados.

Los beneficios de las discusiones grupales no se limitan solo a los oradores. Sabiendo que se les puede pedir que resuman el tema anterior, todos los estudiantes se dedican a escuchar atentamente, anotando frecuentemente notas e ideas para mantenerse en el camino entre los espacios para hablar.

Además, los estudiantes se colocan en un escenario donde aprenden de las ideas de sus colegas, generando nuevas consideraciones de material de una manera activa y atractiva.

Esta estrategia de aprendizaje es gratificante para los estudiantes porque fomenta una participación poderosa y directa con el material del curso.

About Ana Paradisi

Deja un comentario

Previous

Aprendizaje Constructivista

Evaluación del Aprendizaje

Next